Alquimia

La Alquimia, esa noble dama, tan denostada, tan enigmática y esquiva…

 

Hablar de Alquimia nunca deja indiferente, por el motivo que sea siempre suele atraer o repeler de forma apasionada, y despertar los instintos mas sublimes (la búsqueda de la verdad, de la unidad, de la trascendencia, de transformación interna…) pero también los mas bajos (la arrogancia, la codicia, la megalomanía, el dogmatismo, las ansias de poder, el engaño…). Nadie ha dicho que fuera un camino fácil, si es tu camino tendrás de lidiar con tus propios dragones… Y cada uno según su naturaleza, tiene de encontrar su propio camino para ello.

He creído necesario hablar aquí de Alquimia, porque sus principios y su filosofía impregnan muchas de las prácticas de las que trataremos en este espacio. No soy ningún adepto, ni pretendo aparentar nada que no soy. Unicamente intento comunicar y poner en práctica, lo mucho o poco que aprendo como simple estudiante de este arte, en pro de la mejora del ser humano y la felicidad de las personas.

 

Los alquimistas, se denominaban a si mismos Filósofos…

 

de ahí que la culminación de la gran obra sea llamada la ‘Piedra Filosofal’ y ¿cual es esta filosofía?, pues se trata de la ‘filosofía Hermética’, la filosofía de Hermes, un saber que desde el Egipto faraónico, los griegos (platonismo, pitagorismo…), el cristianismo esotérico, los árabes… Se despliega hasta día de hoy…

También en China y la India desarrollaron sus propias versiones de la alquimia, a través del Neidan o alquimia interna Taoísta en China, y el Rasayāna, (la vía del mercurio) en la India a través del Tantrismo y el Ayurveda principalmente. Opino que es muy significativo que en las tres tradiciones se trabajen con el mercurio como ingrediente principal a través de su mena, el Cinabrio, y también como concepto filosófico.

Y es en este aspecto filosófico donde centraremos nuestra atención, ya que nos da un marco único para comprendernos a nosotros mismos dentro del conjunto de la creación, y también nos da las claves para volver a nuestro centro si lo hemos perdido, recuperando así la alegría de reencontrarnos con nuestra vocación, para poder desarrollar plenamente el trabajo del alma que hemos venido a experienciar. Esta es la base de la terapéutica que se plantea, y para llegar a ello, nos valdremos del hilo conductor que nos aporta la astrología, y el amplio arsenal de remedios y criterio terapéutico de la Espagiria, y los trabajos personales, entre otras técnicas. Todo ello para lograr la disolución de lo que en Alquimia se conocen como ‘sales infectas’ devolviéndonos así a nuestra esencia.

Mutus liber

La obra del Sol

LA PIEDRA DE LOS FILÓSOFOS

La culminación de la Gran Obra, la medicina universal, y la piedra que transmuta todos los metales al oro.
Mito o realidad, muchos la han buscado a lo largo de toda su vida, y algunos, ‘dicen’ que la han encontrado.

No todos estamos llamados al camino del laboratorio, pero podemos ayudarnos de la sabiduría que encierra esta ciencia en el propio proceso de transmutación del alma de denso plomo, al oro filosófico.

EL QUE UNE CIELO Y TIERRA

Toth en Egipto, Hermes en Grecia, Mercurio en Roma…
El llamado Trismegisto o tres veces grande por ser el filósofo más grande, el sacerdote más grande y el rey más grande. Hermes era el mensajero de los dioses y padre de la Alquimia.

Toth era el escriba sagrado, el dios de la sabiduría, la escritura jeroglífica, la ciencia, la magia, las artes, el juicio y los muertos.

COMO ES ARRIBA ES ABAJO

Para los antiguos todas las cosas del universo están relacionadas, y los cielos son el espejo donde, si sabemos leer, podemos vernos a nosotros mismos, nuestro pasado, nuestro destino…
Pero también el microcosmos un espejo del macrocosmos, viendo por ejemplo en cada flor, una estrella terrestre, distinta del resto en su naturaleza esencial, esto se llamó la ciencia de las signaturas, y su estudio trata de descifrar esa señal que la naturaleza nos da para poder comprenderla, y así sanarnos con el buen uso de sus remedios.

EL SPIRITUS MUNDI

Es el hálito vital que anima todas las cosas, es esa emanación que hace que todo el universo gire. Tiene distintos nombres según la tradición que habla de el: Qi, Ruah, Prana, Pneuma…
Como reza la Tabla Esmeralda: Su padre es el Sol, su madre la Luna, el Viento lo llevó en su vientre, la Tierra fue su nodriza.
Es la materia mas preciada por los alquimistas, pues en ella reside el secreto de la vida misma. En espagiria también se utiliza para devolverle la vida a los preparados después del proceso de purificación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies